Tengo atado todo, a mi piel mojada.




martes

BUCÓLICOS Y POÉTICOS PRESAGIOS

BUCÓLICOS Y POÉTICOS PRESAGIOS

Por Galia Luz Tamayo Rodríguez.

Se acerca la Jornada Cucalambena del 2010.
Los predios de Juan Cristóbal y Rufina se preparan para recibir visitantes de toda Cuba y de otras latitudes. Ya se respira, en los alrededores del Cornito, un agradable ambiente de luz, festejos, poética, entusiasmo y tradición.
Estarán presentes representantes de países como México, Venezuela, España, Estados Unidos, Chile, Panamá, Hondura, Argentina y Alemania.
Este año las más importantes fiestas campesinas de Cuba se dedican al escritor Waldo Leyva y a María del Carmen Prieto, dama indiscutible de la música campesina, lo que indudablemente, será una contribución a la lucidez y encanto de las mismas.
Todo está previsto, en un amplio programa, que garantiza el pleno disfrute de niños, adolescente, jóvenes, adultos, mujeres y hombres de la tercera edad.
Estarán presentes los más reconocidos cultores de la décima y del la música campesina de todo el país. El concurso literario que se premia siempre en el contexto de las fiestas, en la más bucólica ciudad de Cuba, anima a poetas, escritores e investigadores sobre la vida y obra del gran Nápoles Fajardo.
El desfile inaugural, desde la emblemática calle Cucalambé, como es ya tradición entrañable para el pueblo tunero, envolverá la ciudad en ritmos, melodías y en la magia poética de la mejor espinela.
Bellísimas muchachas, de todos los sitios de la campiña cubana, aspiran a ser declaradas, en homenaje al bardo del Cornito, como Flores de Virama. La selección se realizará en un espectáculo, cuyo colorido, gracia y encantos, cautivará a todos los presentes.
En fin, la edición XLIII de la Jornada Cucalambeana, tunera, cubana, caribeña, latinoamericana, internacional, dejará en los asistentes una huella imborrable y la permanente invitación para volver a disfrutar los taburetes y el rumor de los bambúes, allí donde se amaron Rufina y Juan Cristóbal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada